jueves, 31 de mayo de 2018

PLAZA MAYOR DE MÉXICO

¡Tended la vista! ¡Hermoso espectáculo! La mitad de México se desarrolla ante vuestros ojos, y más allá de las torres y azoteas de esta ciudad de palacios, la llanura tapizada de grama que termina las lagunas, y al fin las colinas y montañas que cierran el valle.

Catedral
Metropolitana
La Plaza de Armas o Plaza de la Constitución, es amplia, hermosa, y forma casi un cuadro perfecto. Hacia el Oriente, a la derecha de la Catedral, está el Palacio Nacional, edificio sin mérito arquitectónico alguno; pero que por su gran masa y la sencillez de su fachada, presenta un aspecto imponente. Tiene tres puertas: encima de la primera está la torrecilla del reloj y el asta en que se enarbola el pabellón nacional. Su extensión es de 246 varas. Está coronado de almenas y en las esquinas hay unos baluartes.

Este edificio es la residencia de los Supremos Poderes de la Nación, los archivos, las oficinas, etc. Fue en un principio propiedad de la familia de Cortés: el gobierno de España lo compró para sus virreyes en 33 300 pesos. No teniendo toda la capacidad necesaria, fue reedificado el año de 1693. Diversas ocasiones se ha tratado de variarle la fachada, pero los costos de la obra han detenido a los gobiernos mexicanos, y se han contentado con composturas parciales.

La Catedral forma otro de los costados de la Plaza. Este edificio, que será objeto de un artículo especial, es muy hermoso, y pasa, con muy justa razón, por uno de los primeros templos de la América. A su lado está el Sagrario o primer parroquia de México, al frente y costados cerrando el atrio, el hermoso y poético Paseo de las Cadenas, con sus copados y verdosos fresnos.

Palacio Nacional
El portal de Mercaderes y el Palacio Municipal, forman los otros dos costados de la Plaza, que siempre ha tenido este carácter aun en tiempo de la antigua Tenochtitlan, que fue demolida para levantarse sobre sus ruinas la ciudad que hoy admiramos.

La plaza empedrada y cruzada por anchas aceras, para comodidad del público. En el centro iba a levantarse un monumento en honor de la Independencia. Llegó a construirse el zócalo; pero la obra no pasó adelante.

Luis G. Ortiz


¡COMPARTIR ES EL MEJOR REGALO QUE ME PUEDES HACER!


No hay comentarios:

Publicar un comentario